Para el Secretario general de REDER “El problema del despoblamiento existe porque nadie se ha ocupado de él”

La escuela de verano de Gozón analiza la crisis demográfica rural

Felipe González de Canales sitúa a Asturias como la provincia que más pueblos pierde cada año, con la consiguiente caída de población

Felipe González de Canales López Obrero durante su intervención en los cursos de verano de La Granda.

Saúl Fernández La Granda (Gozón) 03.08.2017 | 08:49

El medio rural confía en los refugiados “que tienen que venir” para evitar el despoblamiento del país, “uno de los problemas nacionales”. El que habla es Felipe González de Canales (Bujalance, Córdoba, 1940), el presidente del Instituto de Desarrollo Comunitario (IDC) y uno de los fundadores del sindicato Jóvenes Agricultores, la primera organización de agricultores del país desde hace más de cuatro décadas. González de Canales fue quien protagonizó la sesión de ayer del curso que en el chalé de La Granda analiza estos días los retos de futuro de España. El empresario lechero de Reny Picot, Francisco Rodríguez, y el profesor de Historia Contemporánea, Emilio de Diego, acompañaron en la mesa al experto que protagonizó la sesión de ayer.

“El problema del despoblamiento existe porque nadie se ha ocupado de él”, diagnosticó el presidente del IDC. La fortaleza de sus opiniones se sustenta en datos: “Asturias es la provincia que más pueblos pierde cada año”, aseguró. La pérdida de pueblos va pareja con la pérdida de población. En la actualidad, el Principado cuenta con 1.034.000 habitantes cuando el año pasado los asturianos eran 8.000 personas más. “Pero esto no es un sólo un problema asturiano, también afecta a Castilla y León y a Galicia, sobremanera, en la provincia de Lugo”, aseguró el experto andaluz. ¿Por qué se producen estas sangrías? “No existen ayudas, no existe preocupación por el medio rural, los funcionarios no pisan los pueblos, son incapaces de hacer una reunión a las nueve de la noche, que es cuando el agricultor ha dejado el campo, se ha lavado y ha cenado. El medio rural funciona como funciona, no como queremos que funcione”, subrayó González de Canales.

En este sentido el presidente del Instituto de Desarrollo Comunitario destacó un problema que viene parejo con el despoblamiento: “Ahora los jabalíes y los lobos bajan de los montes y no deberían hacerlo”. Para González de Canales, los agricultores son los que mantienen los hábitats en su sitio (ayer mismo llegó a Avilés una corza perdida). “El repoblamiento cuesta más barato que los incendios y las inundaciones. La invasión de los jabalíes irá a mucho más”, subrayó el experto.

La falta de población es “tremendamente grave” en las provincias de Cuenca, Soria y Teruel. “La densidad de población es menor a 10 habitantes por kilómetro cuadrado”, señaló. “Esta densidad tan cercana al despoblamiento no se produce en Asturias, pero es porque en el Principado hay una gran concentración de población”, destacó el experto. “En menos de quince años, más de 360 municipios españoles están por debajo de los mil habitantes”, apostilló el presidente del Instituto de Desarrollo Comunitario.

“Nadie se ha planteado buscar elementos para solucionar los problemas”, apuntó el ponente. “No hace falta inventar nada nuevo: las herramientas ya las tenemos. Los fondos ‘Leader’ son el camino, pero hay que utilizarlos con sabiduría. Y para ello es primordial cuáles son las heridas que aquejan al medio rural”, apuntó. Y esas heridas las contabilizó González de Canales diciendo que hay un alto envejecimiento, una alta tasa de masculinidad, falta de infraestructuras y, sobre todo, “la inexistencia de un programa de Estado para vivir en el medio rural”. Y, en este punto, defendió la llegada de los refugiados. “Pero no pueden venir solos. Debemos facilitarles una casa, una paga, la capacidad de recuperar oficios artesanos que se están perdiendo. Les damos todo eso, pero les decimos que tienen que ir a vivir al pueblo cuatro o cinco años”, destacó González de Canales. “Las familias son las que facilitan el repoblamiento. Ha pasado siempre, desde el poblamiento de la época de Covadonga, pasando por lo que sucedió después del Descubrimiento de América…”, apuntó. “La solución al problema siempre ha venido del Estado y es el Estado quien tiene que enfrentarse a él”, añadió el experto. Ahora está la Conferencia de Presidentes pendiente de un dictamen de una comisión del Senado sobre el medio rural. “Lo único que tienen que hacer es leer el trabajo llevado a cabo, que algo bueno tendrá”, añadió.

El presidente del IDC hizo una llamada de atención ante “un problema que tiene una solución estatal”. Destacó que no sirve enfrentarse a él de manera individual, a pesar de que las competencias en asuntos agrarios hace tiempo que pasaron a las comunidades. La recuperación del medio rural es una necesidad primordial, según quedó sentenciado en La Granda, y los refugiados pueden traer la solución con ellos. Eso cree González de Canales.

Fuente: lne.es