En su comparecencia en el Senado García Tejerina pide consensos sobre la política agraria

La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, defendió, en su primera intervención de la legislatura en el Senado, diálogo y colaboración de comunidades y sectores para lograr grandes consensos sobre PAC, cadena alimentaria y pacto nacional del agua.

La ministra García Tejerina, ayer en el senado. Foto: EFEAGRO/Cedida por MapamaLa ministra García Tejerina, ayer en el senado. Foto: EFEAGRO/Cedida por Mapama

La ministra comparecía ayer en la Comisión de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente de la Cámara Alta para explicar las principales medidas -más de 60- que el Ministerio plantea para mejorar la competitividad e internacionalización durante los próximos años, a demanda de diferentes grupos políticos y a petición del Gobierno.

La ministra recordó que la décima legislatura fue excepcionalmente productiva, con iniciativas “de enorme calado” y ahora debe profundizarse el trabajo realizado durante casi cinco años e impulsar la competitividad del sector agroalimentario. A través de la futura revisión de la PAC y con actuaciones nacionales, debe favorecerse ahora un camino gradual hacia una agricultura más competitiva y orientada al mercado internacional.

Un sector -dijo Tejerina- que sea más innovador, que incorpore nuevas tecnologías, mayor presencia de mujeres y jóvenes y más respetuoso con el medio ambiente y el clima.

Primera comparecencia de la ministra en el Senado en esta nueva legislatura. Foto: Efeagro/Cedida por Mapama

Foto: Efeagro/Cedida por Mapama

Para esta nueva etapa, la ministra ha ofrecido colaboración y diálogo a comunidades autónomas para consensuar las diferentes iniciativa que se traduzcan en más oportunidades para jóvenes y mujeres y para el desarrollo, riqueza y empleo en el medio rural.

Sobre la PAC, la ministra avanzó la celebración en el primer trimestre de 2017 de una gran conferencia sobre su futuro, con participación del sector agrario y de las comunidades autónomas. El objetivo final pasa -añadió- por garantizar la estabilidad en el sector agrario, introduciendo los ajustes necesarios en el modelo actual, “sin que ello suponga una ruptura del mismo”.

Excelencia alimentaria

Entre las actuaciones que propone, destacó también un programa de excelencia de la calidad alimentaria para fomentar el prestigio de los alimentos en los distintos mercados, que incluirá la actualización de las normas de calidad comercial. Un foro servirá de “punto de encuentro” de la Administración con los sectores implicados, a lo que suma la preparación de una nueva estrategia para fomentar la agricultura ecológica en nuestro país.

Durante su intervención en la Cámara Alta, García Tejerina abogó por implantar una nueva línea que permita cubrir las pérdidas de ingresos, así como de un seguro frente a pérdidas provocadas por catástrofes naturales, con daños por debajo del 30 %.

La ministra propone, además, un Plan Estratégico Global para el Sector Agroalimentario, fomentar la concentración de las cooperativas, una Corte de Mediación y Arbitraje especializada para facilitar las prácticas leales en la cadena o la puesta en marcha de un Panel de la Innovación Alimentaria.

Igualmente, apuesta por políticas de apoyo a las mujeres y los jóvenes; por mejorar la coordinación de los 18 programas autonómicos de Desarrollo Rural; por sendas estrategias nacionales de Regadíos y Caza; y por luchar contra las resistencias a los antimicrobianos en el ámbito veterinario.

Pesca

En pesca, el objetivo es que las medidas de Gobierno permitan que el sector sea en los próximos años cada vez más “sostenible, competitivo, generador de riqueza”, y que consolide el crecimiento y la estabilidad de los pescadores.

También defendió durante su comparecencia que se reforzará la colaboración con organismos nacionales e internacionales porque “el mejor asesoramiento científico y la mejor información” será clave para dirigir las políticas pesqueras.

Apuntó que facilitarán el acceso de la flota a los instrumentos financieros que recoge la norma de la UE, como préstamos y avales, para fomentar su competitividad, así como un plan de diversificación económica del sector, que incluye el desarrollo de una normativa que impulse el tándem pesca-turismo.

El Mapama aboga por aplicar la prohibición de descartes y la obligación de desembarque; la revisión de los planes de gestión del Cantábrico y Noroeste, Golfo de Cádiz, Canarias y Mediterráneo; y solicitar mayores posibilidades de pesca de atún rojo. También brinda apoyos a las Organizaciones de Productores de la Pesca y la Acuicultura de carácter nacional y fomentará el consumo de estos productos, entre otras prioridades.