1. LA RED ESTATAL DE DESARROLLO RURAL: REDER

DATOS DESCRIPTIVOS

Fórmula jurídica

Federación de asociaciones y entidades de desarrollo, expertos y sin fin de lucro

Ámbito de actuación

Estatal

Año de constitución

20 de diciembre 1997

Estructura

Federación Nacional

Número de Registro

nº 2090 en el Registro Nacional del Ministerio del Interior

Socios

90 Socios

Fin principal

El desarrollo del medio rural mediante la coordinación de los distintos agentes e instituciones, la promoción y la potenciación de medidas encaminadas a favorecer el desarrollo, organizando cuantas actividades se estimen pertinentes (Artículo 4)

Sede social

C/ Pasión, 13 2º Izq.
47001 Valladolid

Contacto

Tfno.: 983- 11 71 76
Fax: 983- 30 40 24

email: secretaria@redestatal.com

 

2. CONCEPTO, OBJETIVO Y UTILIDAD

REDER se constituyó en 1997 con el objetivo de contribuir al desarrollo del medio rural mediante la coordinación de los distintos agentes e instituciones, así como de promover las medidas encaminadas a favorecer el desarrollo.

3. REPRESENTATIVIDAD DE REDER

REDER ha ido logrando una importante representatividad de entidades y asociaciones de desarrollo, así como territorial, además de un creciente reconocimiento institucional.

Su condición de interlocutor ha permitido a REDER mantener distintas reuniones de trabajo con las principales entidades públicas con competencias en materia de desarrollo, tanto a escala regional, como nacional y europea.

Las previsiones de trabajo de REDER apuntan a:

  • Seguir consolidándose institucionalmente para incrementar su representatividad y su capacidad de diálogo y de interlocutor.
  • Defender los principios del desarrollo rural tal y como los formula la Comisión y los refrenda el Movimiento Europeo de la Ruralidad.
  • Trabajar para la consolidación de los procesos de desarrollo iniciados en España, apoyando especialmente la continuidad de los Grupos de Acción Local.
  • Colaborar en la puesta en marcha de las políticas y reglamentos que regulen el desarrollo territorial en España para los próximos años.
  • En definitiva, acometer las actuaciones que mejor contribuyan a la cohesión económica y social de los territorios españoles y a la mejora global de las condiciones de vida de sus habitantes.

4. EL DESARROLLO LOCAL PARA REDER: ÁMBITO Y RECURSOS

ÁMBITOS DEL DESARROLLO
Para REDER, el desarrollo se propone contribuir a la mejora de las condiciones de vida de cada territorio. Esto es, afrontar desde una perspectiva estratégica e integradora, el conjunto de los factores que constituyen el marco de vida de cada población.

Esta perspectiva de desarrollo integrado y global, representa un reto importante y exige definir estrategias de desarrollo capaces de desencadenar progresos y mejoras en el conjunto de la población y de sus actividades.

Con todo cabe señalar una serie de ámbitos característicos del desarrollo que siempre toman como referencia, el aprovechamiento innovador y sostenido de los recursos locales. El ámbito prioritario es la promoción de actividad económica y profesional. Las actuaciones se dirigen principalmente a:

  • Impulsar la implantación de nuevas iniciativas empresariales;
  • favorecer el sostenimiento o la recuperación de actividades económicas en declive;
  • favorecer el empleo, principalmente de jóvenes y mujeres;
  • canalizar la formación ocupacional y la adaptación de los trabajadores

Una segunda área de actuación comprende el acondicionamiento de las dotaciones de infraestructura:

  • urbanismo local: pavimentación de calles, alumbrado y alcantarillado, etc;
  • renovación de las viviendas;
  • mejora de los transportes y comunicaciones;
  • habilitación de lugares de encuentro y reunión.

Otro ámbito característico de atención es la mejora de los servicios asistenciales y sociales: educación, sanidad, cultura, ocio, etc.

En todo caso, el desarrollo debe estar presidido por la necesidad de integrar el conjunto de las actuaciones; no se trata de adicionar proyectos concretos o de ir favoreciendo la sucesión de unos y otros proyectos.

Por el contrario, se trata de crear las interacciones y la interdependencia entre unas y otras actuaciones, de modo que todo el proceso se retroalimente y cada nueva actuación represente un beneficio añadido para el conjunto de las actuaciones y del territorio.

ÁMBITOS DEL DESARROLLO
Una de las claves del desarrollo debe es el aprovechamiento de los propios recursos, tanto humanos como materiales. Los objetivos de este aprovechamiento son fundamentalmente dos, con igual importancia:

  1. Obtener el máximo valor añadido posible a los recursos del territorio.
  2. Preservar, a la vez, su sostenimiento futuro. Esta garantía de futuro ha hecho poner de manifiesto la condición de desarrollo sostenido, que se refiere expresamente a la necesidad de explotar los recursos de una forma racionalizada y desde una perspectiva a largo plazo, de modo que la conservación del potencial de cada territorio pueda ser garantizada.

Así pues, se trata de poner el acento en aquello que constituye el factor distintivo de cada territorio; en aquello que lo hace diferente a los demás; en la original aportación que cada territorio puede hacer y, desde este carácter propio, realizar usos innovadores de estos recursos.

Los recursos a los que hago referencia serán de distinto tipo según las características de cada territorio. Así pues, un primer objetivo de todo programa de desarrollo es precisamente conocer los recursos y realizar programas de aprovechamiento sostenido de los mismos. Entre los recursos podemos señalar:

  • En primer lugar, los recursos humanos, puesto que sin personas con iniciativa, capaces de asumir riesgos empresariales y de afrontar un programa de desarrollo, todo esfuerzo será inútil.
    El protagonismo de la población local no limita el interés de contar, para determinadas actuaciones, con especialistas y colaboradores ajenos al territorio.
  • También están los recursos materiales, que pueden ser de diverso tipo: naturales, patrimoniales e histórico-artístico
  • Recursos inmateriales: entre los que se encuentran el legado de la historia, y las costumbres, formas de hacer, tradiciones y usos…
  • Los recursos financieros que pueden estar localizados en el propio territorio, o provenir desde fuera

5. EL DESARROLLO ENDÓGENO Y SOSTENIDO: PROPUESTAS DE TRABAJO PARA EL FUTURO

REDER es, como se ha indicado, un grupo de atención y de presión en favor del desarrollo endógeno y sostenido, ante las administraciones y otras entidades de carácter público y privado españolas.

La actividad de REDER y de otras estructuras de participación social para el desarrollo se hace imprescindible en España. Porque el reconocimiento y la aplicación de los principios del desarrollo, tal y como los entiende la Unión Europea y el Movimiento Europeo de la Ruralidad, está siendo una tarea costosa y bastante compleja.

La aceptación de la gestión local de fondos públicos y, muy especialmente el papel subsidiario de las administraciones públicas está resultando complicado. No obstante, la década de aprendizaje asociada a los programas de desarrollo LEADER y PRODER ha supuesto un avance muy significativo.

En todo caso, tomando como referencia los principios de desarrollo, REDER propone distintas vías de actuación para el futuro en los territorios rurales españoles:

La participación endógena: para que esta participación reúna las condiciones de responsabilidad y compromiso necesarias, se debe poner en marcha un proceso de educación permanente para la participación y el desarrollo. Un proceso educativo que incluya a la población, pero también a las administraciones locales y al conjunto de la sociedad

Características de la participación para el desarrollo:

  • Responsable y comprometida: consecuencia de que la población ha sido informada y sensibilizada sobre su necesario protagonismo
  • Activa y continua: disposición permanente de trabajo y colaboración por el desarrollo de su territorio
  • Generalizada: implica a toda la población local y a las administraciones y otras entidades de desarrollo

En este contexto ha jugado un papel decisivo la aplicación de las iniciativas comunitarias LEADER y el programa operativo de diversificación PRODER, que se han convertido en las mejores escuelas de participación y ensayo de cooperación y partenariado local.

Además estos programas han consolidado a los Grupos de Acción Local como estructuras de participación, gobierno y gestión del desarrollo territorial, por lo que su consolidación y continuidad, más allá de los eventuales programas de desarrollo, es un objetivo prioritario para REDER.

La subsidiariedad: La colaboración de los poderes públicos, en términos de subsidiariedad de carácter técnico y económico, es también un factor desconocido para las administraciones públicas españolas. En su mayoría se han resistido a ocupar, por primera vez, un papel secundario y de apoyo a la iniciativa local.

Se produce así la paradoja de que para la sociedad civil la subsidiariedad es un derecho puesto que la administración debe estar al servicio de los ciudadanos, que son quienes la financian.

Al igual que en el caso anterior, los programas de desarrollo han servido de ensayo de la subsidiariedad, demostrando que es no sólo posible, sino también rentable y honrada, una gestión de iniciativa local apoyada y respaldada por las administraciones.

La continuidad: La continuidad de los procesos de desarrollo iniciados en España es una cuestión de envergadura sobre la que REDER ha estado trabajando desde su configuración. Los excelentes resultados de los programas de desarrollo tanto en términos de empleo, como de creación de empresas; así como el importante grado de diversificación económica obtenido en los territorios rurales, son los principales soportes.

La continuidad puede sustentarse, financieramente, en:

  • la nueva vertebración de la PAC, con la importancia creciente de su segundo pilar;
  • la gestión local de una parte mínima de los fondos de los programas operativos regionales de los marcos comunitarios de apoyo
  • la consolidación de cooperaciones y redes de ámbito regional, nacional e internacional.

El carácter integrado: El desarrollo integrado y global de los territorios (económico y profesional, cultural y educativo, sanitario, infraestructuras y equipamientos, etc.), exige una cooperación inter-administrativa y una planificación general.

Desde esta perspectiva REDER ha mostrado su más incondicional apoyo a la aprobación de una Ley de Ordenación territorial y Desarrollo Local, cuyo borrador está elaborado, aunque no se llega a abordar finalmente su análisis y aprobación.

La sostenibilidad: La preservación y el aprovechamiento sostenido de los recursos locales exige también la cooperación de las administraciones, y el concurso de financiaciones de diversa procedencia. No cabe duda de que la creciente preocupación por el equilibrio medioambiental y por el sostenimiento de los recursos naturales (ahora que acaba de clausurarse la Cumbre Mundial de Johannesburgo), hará no perder de vista la importancia de este principio esencial del desarrollo.

REDER es una Federación Estatal que agrupa asociaciones y entidades de distinto tipo, que actúan en el medio rural, para facilitar una estructura de representación, coordinación e intercambio de Grupos, entidades y especialistas vinculados al desarrollo rural.

OBJETIVO

La posibilidad de formar parte de una entidad de carácter nacional, muestra significativa de las acciones de desarrollo que se están llevando a cabo en el país y, por tanto, con fuerza y representación ante distintas instancias públicas nacionales y comunitarias.

Como se ha indicado, REDER se propone el desarrollo del medio rural mediante la coordinación de los distintos agentes e instituciones, la promoción y la potenciación de medidas encaminadas a favorecer el desarrollo, a cuyo fin organizará cuantas actividades se estimen pertinentes.

UTILIDAD

La pertenencia a REDER aporta a sus socios distintos beneficios directamente relacionados con los objetivos que justificaron la propia creación de la Red, como son:

  • Contar con una estructura de respaldo y apoyo para la estrategia de trabajo que cada entidad, grupo o persona realiza en favor de desarrollo de su territorio.
  • Estar en condiciones favorables para tomar parte, como interlocutor y órgano representativo, en foros nacionales e internacionales de desarrollo, responsables de la definición de políticas y ayudas en favor del desarrollo rural.
  • Optar a un grupo de apoyo capaz de hacer valer sus solicitudes, reclamaciones, … de una forma agrupada y global, en beneficio de una mayor agilidad y eficacia en la definición y aplicación de políticas y programas de desarrollo.
  • Establecer estrategias y foros de intercambio y cooperación en distintas materias (ideas, proyectos, innovaciones, efectos demostrativos…) relacionadas con desarrollo rural.
  • Velar por la unidad de criterios -unidireccionalidad de actuaciones y políticas-, en la disposición de medidas y proyectos orientados al desarrollo rural en España.
  • Reforzar las aplicaciones al desarrollo que se realizan desde distintas entidades e instituciones gubernamentales y no gubernamentales, para que se complementen los trabajos que cada uno lleva a cabo y sirvan al conjunto de los grupos interesados (universidades, grupos de acción local, mancomunidades, consejerías, diputaciones y ayuntamientos …).
  • Incorporarse a otras redes de ámbito internacional en materia de desarrollo rural.
  • Hacer posible la ejecución de programas, actividades, foros de estudio e intercambio … que, por su envergadura, exigen la cooperación de distintas entidades.