REDER manifiesta su perplejidad por el acuerdo adoptado entre el PSOE y Ciudadanos para la desaparición de las diputaciones provinciales

Muestra su extrañeza por que el Partido Socialista no reconozca el buen trabajo desarrollado por sus numerosos alcaldes y concejales en toda España

Advierte de que esta decisión abriría una brecha entre los privilegiados habitantes de la ciudad y aquellos quienes sobreviven en el medio rural
Madrid, 26 de febrero de 2016. La Red Estatal de Desarrollo Rural, REDER, ha decidido esta mañana trasladar a la opinión pública su perplejidad ante la propuesta de eliminar las diputaciones provinciales, medida incluida en el acuerdo firmado entre Partido Socialista y Ciudadanos.

REDER no entiende cómo el Partido Socialista Obrero Español ha podido pactar en su propuesta de gobierno la desaparición de las diputaciones provinciales, puesto que el PSOE siempre ha defendido hasta ahora el medio rural y las instituciones que lo representan.

De igual modo, tampoco se puede llegar a entender que el propio Partido Socialista, con esta decisión, no solo no avale el trabajo que numerosísimos alcaldes y concejales vienen realizando de manera muy positiva en las diferentes instituciones provinciales, sino que no reconozca la labor que durante años estas instituciones han hecho y hacen por nuestro medio rural.

En el caso de Ciudadanos, se puede llegar a pensar que la decisión viene producida por un profundo desconocimiento, no solo de las propias funciones y realidades de las diputaciones provinciales, sino también, y lo que es mucho más grave, de su desconocimiento de la realidad rural de nuestro país. No se puede olvidar que una buena parte de España es territorial, cultural y socialmente rural.

Ambos partidos pueden presumir de llegar a acuerdos e incluso pueden justificarse alegando que estos acuerdos han sido tomados con luz y taquígrafos, pero en el caso concreto de la propuesta de la eliminación de las diputaciones convendría preguntarse a quién han consultado en el medio rural, y en el caso concreto del PSOE si dicha ocurrencia reforzará y apoyará a los numerosísimos alcaldes rurales de dicho partido en su desinteresado labor al frente a las corporaciones locales.

De igual modo, desde REDER se quiere incidir en que las diputaciones provinciales, además de la infinidad de servicios que prestan a la población rural, bien de manera directa o indirecta por medio de los ayuntamientos, suponen instituciones de representación, en las que los ciudadanos del ámbito rural por medio de sus representantes provinciales dan cursos a sus numerosos problemas y estas, por medio de la cercanía propia de su gestión, dan respuesta a situaciones de falta de asistencia, atención a personas mayores, infraestructuras deficientes, etc., que desgraciadamente cada vez son más frecuentes en nuestro medio rural.

REDER manifiesta su preocupación respecto a que este tipo de decisiones se tomen desde la comodidad de las moquetas de los centros de poder, sin valorar que afectan directamente a personas que se encuentran en situaciones difíciles. Pero sin duda lo más lamentable es que esta decisión se sustente sobre un criterio de ahorro, entendiendo que en España vamos a tener un gobierno que considera que hay ciudadanos merecedores de unos servicios, que mayoritariamente que viven en el ámbito urbano, y el resto que sobrevive en las zonas rurales.

Por último, tampoco se entiende que se proponga la eliminación de las diputaciones y se sugiera la creación de mesas de alcaldes, o de mancomunidades, y convendría que alguien les explicara que ya existen.

S. Pedro de Montes de Valdueza (RECORTADA)