REDER se une a 36 organizaciones relacionadas con el desarrollo rural para solicitar a la ministra que reactive la ley de desarrollo sostenible del medio rural.

37 organizaciones sociales, empresariales, ecologistas y sindicales, pertenecientes a la Plataforma Rural y al Foro de Acción Rural, han planteado a la Ministra de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente la urgente necesidad de Reactivar la Ley 45/2007 de Desarrollo Sostenible del Medio Rural, dotándola de un adecuado presupuesto, y elaborando un nuevo Programa de Desarrollo Sostenible del Medio Rural que complete las actividades recogidas en la programación con cargo a FEADER, y asegure la sostenibilidad de las actividades y la calidad de la vida en el medio rural.  La ley 45/2007 aporta un claro enfoque multisectorial, introduce elementos para elevar la gobernanza e incorpora instrumentos para la acción pública coordinada y para la planificación más integral de las zonas rurales.

árbol 12

El medio rural español supone casi el 90 por ciento de la superficie del país y está habitado por el 20% de la población. El medio rural tiene una gran importancia por su población, por las actividades económicas y productivas que alberga y por los servicios y valores propios que aporta a la sociedad en su conjunto.

Estimamos necesario fomentar la visibilidad y valorización del medio rural de cara al conjunto de la sociedad para que se conozca la nueva realidad de los territorios rurales, sacando a éstos de la invisibilidad y despojándolos de tópicos y viejos estereotipos y, contribuyendo a dignificar la vida y la imagen de los hombres y mujeres que viven en él, conseguir la igualdad de oportunidades de las mujeres y los jóvenes, y empoderar a la población local para que puedan ser partícipes y promotores del desarrollo socioeconómico en sus zonas.

La importancia del medio rural y su indiscutible aportación al bienestar del conjunto de la ciudadanía se traduce en la gestión del territorio, en la producción de alimentos, en el cuidado y conservación del medio natural, de su patrimonio cultural y arquitectónico, de su historia y tradiciones, que constituye buena parte de nuestra identidad.

De la experiencia de los cuarenta últimos años, se concluye que el despoblamiento, envejecimiento y masculinización de la población rural es un problema de tod@s y tiene que ver con la falta de políticas que garanticen unos servicios y un adecuado desarrollo de las nuevas tecnologías, que promuevan la generación de empleo de calidad y la incorporación de mujeres y jóvenes bien formados y con iniciativas para crear riqueza y empleo.

Ahora que se están adoptando algunas iniciativas parlamentarias para abordar la problemática demográfica desde las organizaciones del Foro de Acción Rural y de la Plataforma Rural se han venido planteando diversas propuestas que materialicen la importancia del medio rural y reconozcan a los territorios rurales un papel similar al de las zonas urbanas, afrontando sus necesidades y facilitando que puedan también contribuir al desarrollo socioeconómico, la sostenibilidad ambiental y la innovación, de manera que se avance hacia el equilibrio territorial. La reactivación de la ley 45/2007 reforzaría los instrumentos de planificación para impulsar ese desarrollo rural.

29 de marzo de 2017